©2021 Psicotest UNED

Recuadro 9-4. ¿Puede la lectura de una narración literaria mejorar nuestra sensibilidad emocional?

Rellena todos los huecos y luego pulsa "Comprobar" para verificar tus respuestas. Utiliza el botón "Pista" para obtener una letra gratis si una respuesta te da problemas. Ten en cuenta que perderás puntos si pides pistas o indicios.
   afectivos      alto      faciales      igualados      literarias      múltiples      populares      Reading the Mind in the Eyes Test      teoría de la mente   
Las grandes narraciones literarias son como la vida misma, al menos en cierto sentido. El lector se enfrenta a personajes, y cada uno ofrece una perspectiva particular de los acontecimientos. Cada uno tiene su personalidad, sus metas, intenciones, sentimientos y emociones; unos conocen ciertos acontecimientos y otros los ignoran; algunos son amigos o familiares, otros tienen un trato superficial o son meros desconocidos y otros, en fin, son enemigos. El lector debe ser capaz de representarse este complejo mundo interpersonal, aplicando su como lo hace en las situaciones de la vida real. De hecho, las grandes narraciones literarias proporcionan una experiencia interpersonal vicaria más densa y compleja de la que solemos tener en nuestra vida diaria y obligan al lector a ejercitar al máximo su teoría de la mente.

Kidd y Castano (2013) realizaron varios experimentos con grupos de participantes en conocimientos literarios. Algunos grupos recibieron una narración literaria, otros recibieron una narración popular (tipo best­ seller) y otros un texto expositivo. Después de leer el texto asignado, respondían al Test de lectura de mente a partir de los ojos ( [RMET]), un test que mide la capacidad de evaluar los estados de los demás. La tarea del RMET consiste en juzgar expresiones emocionales a partir de fotografías que sólo muestran los ojos de actores y actrices. Sorprendentemente, los que leyeron la narración literaria puntuaron significativamente más en el test (media = 26) que los que leyeron la narración popular (media = 23) o el texto expositivo [media = 23,5).

Los experimentos de Kidd y Castano demuestran, quizá mejor que ningún otro, que la lectura de narraciones (no así las ) induce experiencias interpersonales tan realistas que por un momento incluso mejoran nuestras capacidades para interpretar las expresiones . Otros estudios con medidas correlacionales también sugieren que las personas que habitualmente leen narraciones literarias amplían de modo permanente su capacidad para comprender los estados mentales de los demás, tanto desde el punto de vista emocional como cognitivo.